Existen muchas ideas que se han generalizado sobre el proceso de aprendizaje sin tener bases científicas o poder comprobarse de manera efectiva. Algunas de esas ideas han sido desmentidas pero muchas personas las siguen aceptando como verdad. 

Algunos mitos son:

 

Mito 1: Usamos solamente el 10% de nuestro cerebro

Además de ser algo sin fundamento de ningún tipo, sigue diciéndose en películas y otros medios. El cerebro nunca está activo al 100% pero cada parte tiene su función y a lo largo del día la mayoría del cerebro presenta algún momento de actividad.

 

Mito 2: Recordamos el 10% de lo que leemos, 20% de lo que oímos 

Está comprobado que el porcentaje de retención o aprendizaje con cualquier método puede aumentar o disminuir debido a factores como la forma de presentar la información, habilidades e interés del estudiante, motivación al aprendizaje, refuerzos en el proceso, etc. Este mito puede llevarnos al error de pensar que la lectura de información es un método poco eficiente, algo que no es cierto para algunos tipos de contenido o ciertos niveles de conocimiento.

 

Mito 3: Las personas tienen diferentes estilos de aprendizaje

Otro mito muy utilizado incluso por profesionales de la educación. El mito dice que hay 3 estilos de aprendizaje:

– visual,

– auditivo

– y kinestésico (de movimiento)

Lo que ocurre es que no ha sido posible demostrar que esto sea cierto. Ahora se habla más de preferencias de aprendizaje, lo que a uno le gusta, pero que no tienen impacto sobre los resultados del aprendizaje.

 

Hay mucho debate de esto, posiciones muy agresivas a favor y en contra, pero sigue sin encontrarse evidencia que haya impacto en el aprendizaje de los estudiantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *